11 tips para los recién graduados

Los estudios universitarios culminaron, y el siguiente paso para los egresados, es colocarse en una empresa y desarrollar las habilidades que desarrollaron durante su carrera.

Para algunos será fácil encontrar un empleo, mientras que para otros resultará más difícil acomodarse en una compañía. Gabriel Bello, psicólogo especialista en adolescentes, señaló que el cuadro clínico típico  de los recién graduados es la nula experiencia laboral y miedo al éxito.

“’Hay poco mercado laboral’ y ‘Para la carrera que estudié no hay trabajo’, son dos excusas del recién graduado. En base a mi experiencia, le apuesto más a un problema de personalidad del universitario. La mayoría de los jóvenes se acercan a la empresa con poca experiencia laboral, y escaso conocimiento del área a emprender; se conforman con lo que la escuela les enseñó.

“En mi experiencia personal y profesional, la universidad te enseña el 50 por ciento, lo demás se aprende al salir, pero los jóvenes tienen miedo al éxito, llegan devaluados a buscar un empleo”, consideró. La mayoría de las veces, el graduado sigue manejando una personalidad y arrastrando hábitos de estudiante, lo que vuelve más difícil conseguir un trabajo.

Por ello, el psicólogo reveló que la fórmula del éxito está vertida en los siguientes once tips:

1.- Cambiar la actitud fatalista. Los jóvenes suelen decir “no me va a ir bien, todo está bien difícil afuera”. La actitud fatalista se debe cambiar a una condición más optimista: “Ya eres un profesionista con las bases y herramientas necesarias, compórtate como tal”, recomendó Bello.

2.- Mejorar la apariencia. Ya no son estudiantes, tienen que vestir de acuerdo a la aplicación que van a poner. “Vístete de acuerdo como te traten”, refirió el especialista. Es importante que el graduado deje la apariencia de adolescente, así como los piercings y tatuajes, que a la hora de contratar, son un impedimento. Asimismo, hay que dejar a un lado la actitud de adolescente: fachoso, flojo, de que todo les vale; lo que impacta es la personalidad.

3. Deshacerse de los malos hábitos. Los estudiantes adquieren algunos como llegar tarde,  no cumplir, no comprometerse, juntarse con los peores; arrastrar esos  hábitos al mundo laborar los convierte en mediocres. Los hábitos que favorecen el desarrollo profesional, son la autodisciplina, adaptabilidad inmediata a los cambios y las buenas relaciones sociales.

4.- Renunciar a la cultura del menor esfuerzo.  Trasplantado al ámbito laboral, el graduado es un chico que quiere las cosas rápido, fáciles, cerca y bien pagadas. “Éstos son deseos que se cumplen a medida de que la persona tiene experiencia”, opinó el consultado.

5.-Crecer dentro del área que estudiaron. “En mi opinión personal, suena más a pretexto de que no hay trabajo en mi área a una realidad, se sugiere que se acerquen como voluntarios a las empresas, es importante de agarrar vuelo en la especialidad que estudiaron, que agarrar un trabajito de por mientras”.

6-. Actualizarse. La ciencia y tecnología rebasan programas de estudio de muchas universidades; para que una escuela revise y actualice sus planes de estudio para un buen tiempo, se sugiere que no se estudie de inmediato la maestría, ya que ésta es una especialización que deberá tomarse luego de haber estudiado el campo laboral. Es importante que el egresado vaya a congresos, talleres, diplomados. “Nada de lo que se esté ofertando en la ciudad debe perderse un graduado”.

7-.Desarrollar otras habilidades. Por ejemplo, leer correctamente, hablar adecuadamente en público, mejorar el uso de discurso, perfeccionar la letra y la ortografía, el uso de computadora, sobre todo sacar a relucir los principios morales y valores; aspectos que se toman en cuenta.

8.-Tener un guía o monitor espiritual. Los graduados se deben acompañar de una persona que los oriente, que los instruya, que les dé ideas. De preferencia, alguien exitoso en su profesión.

9.- No tomar año sabático. Hay carreras largas que de pronto los universitarios, al concluir sus estudios, dicen que se van a tomar un año sabático. De acuerdo a Bello, descansar después de haber concluido la universidad es un error: “De qué descansan si no han laborado. Esto ya te da una percepción de la vida laboral, ‘que si me canso, descanso’. La disciplina es fundamental. De por sí hay poco trabajo, y el poco que hay está siendo atendido por los que trabajan. Los exitosos no descansan. Aprovechan las oportunidades”.

10-. Apasiónate de tu carrera. Métele pasión a la carrera, nadie es exitoso si no le mete corazón a lo que está haciendo. No necesitas estar metido en la empresa las 24 horas, se necesita hacer las cosas bien. Hay que tratar bien a los clientes, compañeros, jefes, porque finalmente, son los que reconocen el desempeño.

11.- Dile al mundo quién eres, qué haces y qué tan bueno eres. “Anúnciate hasta en los árboles, nadie va a venir a buscarte por sí solo”. Se invirtió tiempo, dinero y esfuerzo para tirarle a un buen puesto.

Por último, Gabriel Bello confió en que, siguiendo al pie de la letra estos tips,es muy probable que el graduado encuentre un trabajo más rápido de lo que imaginó.

Zeta Reportajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s